En Haití jóvenes son capacitados en agronegocios

“La capacitación es muy útil en muchos aspectos, me enseña a gestionar mi dinero para no perderlo e idear el negocio que estoy planeando hacer: un vivero de pimentón, de ají local y berenjenas..." Rachelle Nelson, joven agente agrícola que está recibiendo la capacitación IMESUM.

Noticia | 25 de agosto de 2017

Capacitación para los jóvenes en Les Cayes. Foto tomada por Rose Béyenne HERODE

Durante el mes de agosto, el programa de Formación Profesional para el Desarrollo Rural y el Empleo Juvenil de la OIT, en el Gran-Sur de Haití, está capacitando 20 formadores de formadores de la metodología IMESUM (Inicie y Mejore su Negocio) en Les Cayes. Estos formadores han sido seleccionados por las asociaciones de productores agrícolas y pescadores y tienen por misión transferir su conocimiento y ayudarles a desarrollar sus propios planes de negocios.

Su primer desafío en esta etapa de entrenamiento es ser capaces de planificar, implementar y evaluar un programa de formación basado en la metodología IMESUM. Para poner a prueba sus habilidades se han seleccionado a 70 jóvenes que han sido recientemente certificados por el proyecto IPEC/Empleo de la OIT en asociación con la ONG AVSI (People for development), la Universidad Notre Dame de Haití (UNDH) y el Instituto de Formación Profesional (INFP), todos ellos tienen ahora su Atestación de Aptitud Profesional (AAP) en la agricultura, ya sea como agente forestal, en la crianza de animales o en la transformación de productos agrícolas.

Una primera evaluación del programa de certificación de agentes agrícolas (AAP) realizada entre el Proyecto de  Formación Profesional y Desarrollo Rural de la OIT y la agencia ejecutora AVSI demostró que si bien ellos habían recibido conocimientos técnicos de base para poder integrarse al mercado de trabajo, faltaba un mayor conocimiento del mundo de los negocios en el sector agrícola y una capacitación que reforzara su propia capacidad empresarial.

En respuesta a esta necesidad los 20 formadores seleccionados por el programa de formación profesional, están capacitando a los agentes agrícolas recién certificados, para que puedan hacer sus propios planes de negocio para el desarrollo del sector rural. Este es un buen ejemplo de sinergia entre dos proyectos de la OIT que han coincidido con actividades en el Sur de Haití.

Esta actividad esta supervisada por el Maestro formador de Senegal El Hadji Amadou LÔ y la formación cuenta con el apoyo de la unidad técnica Pequeña y Mediana Empresa e la OIT en Ginebra. En opinión del señor  LÔ: “el coaching es una etapa indispensable para los formadores y su certificación, les permitirá ser autónomos para organizar, conducir y evaluar las actividades de formación a sus organizaciones o asociaciones y también en cualquier lado que haya una necesidad de formación empresarial. Además, permitirá a la OIT de tener un equipo con el que puede contar para desarrollar la metodología IMESUM en Les Cayes”.

Entre los 70 estudiantes que están recibiendo la formación varios han expresado su entusiasmo y su voluntad por seguir trabajando en sus planes de negocio más allá de la capacitación recibida.

Asi, Rachelle Nelson señala: “La capacitación es muy útil en mucho aspectos, me enseña a gestionar mi dinero para no perderlo e idear el negocio que estoy planeando hacer: un vivero de pimentón, de ají local y berenjenas, entre otros productos”. Rose Dina Francisque añade: “Actualmente estoy siendo capacitada para poder gestionar un negocio y evitando pérdidas. Me gusta mucho la capacitación y la metodología de los formadores para ayudarnos a entender mejor cuando estamos confundidos en la planificación de nuestros negocios. Actualmente si encuentro alguien que tiene una idea de negocio me siento capaz para dar a conocer, mi experiencia”.

Marie Fauta Augustin, una de los formadores menciona que: “Estoy muy agradecida que la OIT piense en nosotros y que quiera transformarnos en formadores para ayudarnos a nosotros mismos y a otros en el emprendimiento rural. Gracias a este coaching ahora soy apta para organizar, manejar y evaluar un plan de negocios”. Georges Marc Ernso concluye: “estoy satisfecho, ahora puedo conducir una sesión de formación y esto es lo que voy a hacer con nuestra organización de agricultores. Agradezco la OIT por ello”.

Por Rose Béyenne HERODE